viernes, 28 de marzo de 2008

Llamado a la presidenta de la República de Chile Michelle Bachelet


Para que declare las aguas jurisdiccionales de Chile como
Santuario de Ballenas


Sra. Michelle Bachelet
Presidenta de la Republica de Chile


Entre el 22 y 27 de junio de 2008, representantes de más de 70 países se reunirán en Santiago de Chile para asistir a la 60ma reunión anual de la Comisión Ballenera Internacional (CBI).


Como país anfitrión, Chile tiene una gran responsabilidad frente a sus ciudadanos, la opinión pública internacional y las generaciones futuras, para eliminar definitivamente la reapertura de las operaciones de caza comercial y “científica” en sus aguas jurisdiccionales, declarando como Santuario de Ballenas sus 200 millas de Zona Económica Exclusiva.


Con ello habrá ejercido su derecho soberano para conservar y utilizar, de manera no destructiva, la valiosa biodiversidad existente en los ecosistemas marinos nacionales y del Pacífico Sur oriental.

Defensa de Nuestro Patrimonio Natural Marino
Existen 43 especies de cetáceos presentes en aguas chilenas. Ello representa sobre el 50% de estas especies a nivel global, evidenciando el papel clave que tiene nuestro país y Latinoamérica en el esfuerzo mundial para lograr la protección de las poblaciones de ballenas y sus ecosistemas.

Desde 1990 los ciudadanos chilenos han venido demostrando una gran sensibilidad frente a la iniciativas de conservación de ballenas, manifestándose activamente contra las operaciones de caza “científica” que efectúa Japón en aguas del hemisferio sur .

En 1994, mas de medio millón de ciudadanos respaldaron con su firma y manifestaciones que Chile jugara un papel clave para que la CBI estableciera el Santuario Ballenero Austral.

Santuario de Ballenas para Chile: Un Compromiso Pendiente
Como miembro fundador del Grupo de Buenos Aires (GBA), -conformado por países de América Latina para coordinar políticas de conservación y manejo de cetáceos en foros internacionales -, Chile se comprometió a apoyar la utilización de las ballenas mediante metodologías no letales y promover el establecimiento de Santuarios de ballenas.



Sin embargo, a pesar de los avances de la política exterior chilena en relación a la conservación y el uso no letal de los cetáceos, su legislación interna no refleja aún estos compromisos internacionales ni la voluntad de sus ciudadanos.

Actualmente, los cetáceos se encuentran temporalmente protegidos en aguas chilenas por una veda extractiva de carácter pesquero, pero esto no es suficiente, dada sus características de reproducción, su lenta proliferación y sus diferencias con los peces.


El Senado de la República de Chile ha adoptado dos proyectos de acuerdo para fortalecer una Política Nacional de Conservación y Uso No Letal de Cetáceos. Adicionalmente, la Cámara de Diputados aprobó el 2007 un proyecto de acuerdo para declarar el territorio marítimo nacional como Santuario Ballenero, donde “no se las pueda cazar, ni aún para los denominados fines de investigación”.


Esto brinda el respaldo necesario para que la presidenta Bachelet y las autoridades legislativas establezcan un santuario para las ballenas en las aguas jurisdiccionales chilenas antes de la próxima reunión de la CBI, prohibiendo definitivamente la caza y captura de todas las especies de cetáceos presentes en las aguas chilenas, tanto con fines comerciales, “científicos”, de entretenimiento y/o terapia.


Esfuerzos Internacionales y la Responsabilidad de Chile

El Santuario de Ballenas formará parte de un corredor migratorio para las ballenas, el cual está proyectado de polo a polo. Del mismo modo, constituirá el marco para la construcción de una Política Nacional de Conservación de la Biodiversidad Marina, de carácter participativo e informado. Ella incluirá entre otras medidas el establecimiento de redes de áreas marinas protegidas, planes de acción para la recuperación y conservación de especies marinas amenazadas y sus ecosistemas, regulaciones para el desarrollo del ecoturismo marino y actividades de uso no letal y la promoción de Chile como destino emergente del ecoturismo marino de base comunitaria.

Países como Costa Rica, Panamá, Brasil, Argentina, México y República Dominicana, entre otros, ya han consolidado, en sus respectivas legislaciones, el uso no letal de los cetáceos. Otros países como Ecuador y Colombia están a punto de sumarse a esta iniciativa.

La declaración de un Santuario de Ballenas a lo largo de la costa Chilena y la eliminación definitiva de las operaciones de caza comercial y “científica” garantizará que existan condiciones para asegurar la recuperación de las poblaciones de ballenas en peligro, el desarrollo de la investigación científica no letal y de las actividades de las comunidades costeras asociadas al turismo de avistaje de ballenas.

Llamado a la Presidenta
Sra. Presidenta Bachelet, el decretar a las aguas chilenas como Santuario de Protección de Ballenas antes de la 60ma Reunión de la CBI cuenta con el apoyo mayoritario de la sociedad chilena, al expresar nítidamente, tanto la defensa de la vida en nuestros mares como de soberanía y de unidad nacional frente a las presiones de Japón, único país cazador de ballenas que opera en aguas de nuestro hemisferio sur.

Además constituiría una señal política fuerte, clara y decidida para la comunidad internacional que Chile esta en la vanguardia y tiene un compromiso decidido con la protección de las ballenas y el medio ambiente.


yatirisanpedro@gmail.com

1 comentario:

OLED dijo...

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my blog, it is about the OLED, I hope you enjoy. The address is http://oled-brasil.blogspot.com. A hug.